En las Redes

Me rindo con The Walking Dead

The Walking Shit.

Tardé siete temporadas, pero finalmente me he rendido, hoy abandono a The Walking Dead finalmente me hartó. Incluso cuando permanecieron en una granja durante demasiado tiempo, permanecí firme y quise verla hasta el final. Lo mismo con la prisión. Y Alejandría. Incluso me quedé después del estreno totalmente desagradable de la Temporada 7 que vio a varios personajes queridos morir de una manera desdentada y vacía que según los fans de hueso colorado, no le llegó ni a los talones al impacto que tuvo en los cómics. La serie de televisión Walking Dead es como aquel familiar que le sigues creyendo a pesar de haberte decepcionado una y otra vez, confías en el y otra vez lo vuelve a hacer.

El programa introduce nuevos ganchos para mantenerte al bode del asiento, los recién llegados y los fanáticos del comic pasamos largas horas pegados a nuestros televisores, sólo para arruinarlos y decepcionarnos. “El Gobernador” fue la primera gota, que empezaba a derramar el vaso y no importaba lo malo (de maligno) que estuviera siendo el personaje, realmente tenía unos buenos momentos. Pero el mal manejo del antagonista más grande de TWD hasta la fecha, Negan, “El villano final” y su grupo de Salvadores es donde a la mayoría de los no superfanáticos nos perdieron. La naturaleza notoriamente lenta del espectáculo ha estado casi parada en un punto muerto,  ¡NO PASA NADA! donde usted desea que pase algo, no pasa nada, llegas a desear de corazón que cualquier cosa suceda. Además del estreno emocionalmente vacío, personajes como Rick y Michonne actúan menos como los líderes heroicos que les conocemos, y más como espectadores que desean resolver un acertijo alrededor de una trama mal escrita. Cuando Negan se presenta, se supone que se siente como una fuerza de la naturaleza, y, lamentablemente, se convirtió en fórmula en sus apariciones cortas como el espectáculo en tantas estaciones.

 

La temporada 7 ha sido exagerada sobre la interpretación de Jeffrey Dean Morgan como un dictador carismático pero maniático, y después de la odiada calumnia de la temporada pasada nos prometieron que las cosas cambiarían. 16 episodios y el asesinato de varios miembros del elenco más tarde, todo sigue igual o peor, estoy descontento con la forma en que nos mintieron, y el final de esta temporada se alinea allí con lo peor en la historia del espectáculo. “El primer día del resto de sus vidas” es un agujero completo para pasar, un innecesariamente excesivo episodio “extendido” que no tiene apuestas hasta después de 40 minutos de su tiempo de ejecución. Rick ha estado construyendo en silencio un ejército para derrotar a Negan y The Saviors, ganando aliados improbables y fortaleciendo el vínculo de su propio equipo a la luz de la tragedia de perder varios de los suyos. Lo que pasa es que hemos estado esperando que esta guerra suceda durante medio año, y el camino para llegar allí fue completamente estúpido. Sensación de que la audiencia está probablemente sobre el “Zombie Kill of the Week”, TWD ha doblado en escenas corny, emocional que difuminan la línea entre la exposición de cómic y narración de nivel de juego de la escuela secundaria y el final pasa mucho de su tiempo con Estos falsos momentos “emocionales”. No significan nada cuando pasas más de 18 horas (contando episodios extendidos) observando a los personajes caminando, mirando y esperando a que Negan aparezca y mate a alguien.

 

El episodio se centra alrededor de una traición, que hace pensar que mucho del trabajo de Rick esta temporada a sido discutiblemente malo. Negan y su equipo reciben la noticia de que Rick planea  un go1lpe mortal sobre ellos. A partir de ahí, obtendremos el NEGAN STANDOFF patentado que hemos visto a lo largo de la temporada, completo con una exposición de bigotes y un diálogo de HDP que diría que está haciendo más con los menos aquí. La traición mencionada es de la tripulación de basura The Scavengers, que es ridículo en sí mismo porque Rick es una vez más demostrando ser un completo goof  en vez de un líder en que  confiar. (¿POR QUÉ LO ESCUCHAS?).

 

El verdadero punto culminante de la historia es el sacrificio de que tiene mucho simbolismo pesado antes de ver su verdadero destino. Negan está confundiéndose con ella como cebo -aunque podría matar con tanta facilidad a toda la ciudad- y en la verdadera moda de Walking Dead, abre el ataúd en el que Sasha estaba atrapada y … ella es una Walker. Sasha había engañado a Eugene para que le hiciera una píldora que le mataría un episodio antes, y su gran plan era morir y convertirse en un Walker … para ayudar a Rick ya la tripulación. Además del hecho de que ella habría tenido que bancar (correctamente) que Negan actuaría como un idiota y la llevaría a Alejandría para que la cosa exacta ocurriera en ese orden, esto es posiblemente lo más tonto que han escrito para el destino final de algún personaje en el programa y vaya que eso es bastante decir.

Este desenlace en verdad nos hace creer que somos idiotas, y la llamada de la estación 7 a las armas es la prueba principal de esto. Prácticamente habríamos podido adivinar que el espectáculo tomaría una lenta quemadura para entrar en la batalla real entre Negan y el elenco, pero eso no significa que los escritores deberían haber sacrificado horas de nuestras vidas para hacerlo. Negan masticó el paisaje y mató a personajes que no nos importaban, mientras que la escritura dejó a los personajes favoritos como Daryl y Carol flácidos por lo que parecía una eternidad. Es un espectáculo que no solo no respeta a su audiencia, sino que ni siquiera respeta las ricas caracterizaciones sobre las que se construyó en primer lugar. Con cada cebo y interruptor o cliffhanger el espectáculo ha perdido su ventaja y ni siquiera la aparición de The Kingdom y un ¡Pinche Tigre! podría hacer parecer al final de temporada como una liberación catártica. Esto se suponía que era un momento justo después de meses de opresión por Negan, pero ¿por qué todavía nos sentimos engañados?

 

Como fans de la serie, nos encanta la idea de un mundo distópico donde los seres humanos son peores que las cáscaras sin cerebro que han cubierto el mundo. Simplemente no queremos ver un show donde se siente como que fue escrito por ellos. No tengo ninguna fe que The Walking Dead pueda enderezar la nave en este punto -algunos de mis personajes favoritos han desaparecido- y la narrativa general ha sido torpedeada a favor de algunos problemas de ritmo y escritura realmente enloquecedores. Claro, la próxima temporada podría ver la venganza de Negan y los Salvadores. Carl podría volverse menos molesto. Maggie podría finalmente tener a su bebé. Pero es demasiado tarde: The Walking Dead ha perdido toda su buena voluntad. Vamos a tener 16 horas más de ritmo glacial, yo ya voy a tener 30 años y no puedo perder mis horas de entretenimiento en esta serie. Tal vez le quede a la octava temporada algunas buenas escenas de actuación de Jeffrey Dean Morgan (Negan). Sin embargo, No cuenten conmigo. Adios TWD

Comentarios

Roku Mty
Click to comment

¿Qué piensas?

To Top